Un nuevo año y un nuevo desafío de avance frente al proyecto en el que DIOS nos involucró como grupo juvenil, levantar una Generación de Influencia para las naciones de La Tierra. El año 2020 se constituye en el cuarto año de nuestro proyecto, y al ver los tres años anteriores, podemos ver la mano de DIOS guiándonos, y también resultados obtenidos. Antes de dar comienzo a la temática, quisiera sólo recordar que el proyecto Generación influyente se basa fundamentalmente en lograr que los jóvenes que DIOS nos entrega para liderar, puedan alcanzar la identificación del propósito (Posición), y la vinculación de dicho propósito con la esfera de influencia correcta (Posesión).

Para ello, la temática es una herramienta que guía durante el año ese objetivo mayor, aunque también están los programas, los talleres a realizar dentro de las convenciones, los foros, y demás elementos que todos están pensados en hacer que esos dos elementos de nuestro propósito se cumplan.

Para este año la temática está basada en crecimiento y multiplicación. Tomamos como referencia el texto de Génesis 35, de los versículos 1 hasta el 15. El pasaje contiene la instrucción para Jacob de parte de DIOS, después de su decisión valiente por que DIOS cambiara su destino. Habiéndose encontrado con su hermano para reconciliarse con él, lo cual fue su propia iniciativa, DIOS le habla para que vaya con su gente a Bet-el para que allí levante altar al DIOS que se le había aparecido mientras huía de Esaú. Lo que sigue a continuación son decisiones de gran trascendencia de Jacob, las mismas que terminaron desencadenando la bendición de DIOS para su vida y la de su generación: “Y le dijo DIOS: Tu nombre es Jacob; No se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; Y llamó su nombre Israel. También le dijo Dios: Yo soy el DIOS omnipotente: Crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos. La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra”.

Se entiende por la palabra, que DIOS nos introduce como grupo juvenil de influencia en Latinoamérica, en un año profético de crecimiento y multiplicación, llevándonos a experimentar nuevos escenarios, y poniéndonos como plataforma del resurgimiento de naciones transformadas por La Palabra que se nos ha dado, y también de gentes que con el proyecto van entendiendo la dinámica del Reino, y se van involucrando con sus propósitos en las diferentes esferas, para marcar la diferencia y liderar cambios significativos en dichas esferas. Nos espera un año de grandes desafíos, pero de ver crecimiento en jóvenes y en escenarios que se abren delante de nuestros ojos. Veamos entonces la forma como caminaremos a través del año 2020, espero que la temática sea de gran bendición y puedas llevarla  a cabo con facilidad y gran eficacia.

Si lo deseas, puedes descargar la temática completa en formato Word, acá:


#LaInstrucción


Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que lo acompañaban:
—Quiten los dioses extraños que hay entre ustedes. Purifíquense y cambien sus vestidos. Levantémonos y subamos a Betel; allí haré un altar a Dios, que me respondió en el día de mi angustia y ha estado conmigo en el camino que he andado.

Génesis 35:2-3

Este primer trimestre se refiere puntualmente a la instrucción que Jacob le da a su gente. Entendiendo el siervo de DIOS lo que se le estaba demandando en cuanto a que subiera a Bet-el a levantar altar, pide a quienes caminaban con él que hicieran una operación de limpieza sobre sus vidas. Después de ello, subirían a levantar altar.

— Enero: COMPROMISO. “Vestidos nuevos”.

En este primer mes llevaremos a los jóvenes precisamente a quitar de sus vidas a quienes se han convertido en sus dioses, a eliminar de su diario vivir todo lo que ha robado la atención, lo que ha terminado por capturar sus corazones, y terminan por empañar la visión perfecta que DIOS quiere que se tenga.

Lo hemos llamado un mes de compromiso, porque precisamente eso es lo que se necesita para tomar la determinación de soltarse de cualquier distracción que haga el trabajo de alejarles del propósito de DIOS. Es necesario tener en el segundo culto del mes, un compromiso de parte de los jóvenes en cuanto a soltar todo lo que los ha llevado a distraerse en cuanto a DIOS se refiere. Un culto donde ellos puedan dejar en el altar su dios, su desenfoque, su distracción, y hagan con DIOS un compromiso de fidelidad. Después de este lindo culto, los restantes del mes, serán para rodearlos de palabra que les muestre un estilo de vida que agrada a DIOS, e irles vistiendo con ropas limpias, dignas de quienes aman a DIOS.

— Febrero: INVOLUCRAMIENTO. “Somos el plan”.

En este mes, el propósito es convencerlos a través de la palabra que ellos son el plan de DIOS para llenar la tierra de su Gloria. Jacob pronunció una frase que animaba a su gente: “Levantémonos”.

Es una frase que les anima a creer que muy por encima de su incapacidad y de su antigua manera de caminar con DIOS, en está nueva etapa de vestido nuevo, son los elegidos para mostrar a las naciones de la tierra, la Gloria de DIOS en ellos. No será fácil convencerlos, el enemigo hace su trabajo, les hace creer que han caminado por tiempo de manera incorrecta, tanto que DIOS no los puede usar. Para ello, podríamos mostrarles ejemplos en la Biblia, haciéndoles ver que DIOS no usa gente perfecta, sino que perfecciona en Jesús a quienes elige para depositar su unción. Es un mes para convencerlos que muy por encima de sus imperfecciones, siguen siendo el plan de DIOS; Y llevarlos a involucrarse con el Reino. También es propicio el mes para hablarles de la Gracia inagotable de DIOS.

— Marzo: DEDICACIÓN. “Altares vivos”.

Este mes es propicio para llevar a los jóvenes a la plena consagración. Levantar altar es sinónimo de entrega absoluta, de llevar la vida en obediencia a los preceptos establecidos por DIOS en la palabra.

El texto indica que Jacob después de hacerles saber que él junto con ellos eran el plan de DIOS para las naciones de la tierra, les dice que suban a Bet-el, porque allí haría altar al DIOS que le había respondido en el día de su angustia, y que había estado con él en el camino transitado. Cuando pensamos en hombres que hicieron altar para DIOS, no podemos dejar de pensar en el bello habito que tenia Abraham, siempre levantaba altar para el Señor. Eso en él era sinónimo de entrega, de dependencia total hacía DIOS, de mostrarle a DIOS su total confianza en sus planes eternos. Es en esa dirección que en este mes guiaremos a la juventud que tenemos el privilegio de pastorear.


#ElPlan


Así entregaron a Jacob todos los dioses extraños que tenían en su poder, y los aretes de sus orejas, y Jacob los escondió al pie de la encina que había junto a Siquem. Cuando partieron, el terror de Dios se apoderó de los habitantes de las ciudades de sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob.

Génesis 35: 4-5

Este segundo trimestre es especial, lo estamos viendo como un trimestre de acción, de ponernos en marcha a través de un plan, para lograr multiplicarnos en más jóvenes que conozcan a Jesús, visualicen sus propósitos, y los pongan a disposición del Señor, y así ser usados para establecer el Reino en la tierra, lo cual es el plan de DIOS. Jacob estaba convencido que él y su casa, estaban en el radar de DIOS para transformar las naciones de la tierra. Este plan tiene dos fases para los tres meses. Veamos cada fase:

— Abril: Entrenados «Óptimos»

La acción de despojarse de todo lo que los podía atar a un pasado en el cual habían estado separados de DIOS, y sin sentirse como el plan de DIOS para la transformación de naciones, es sinónimo de disponerse para estar óptimos dentro de lo que DIOS quería hacer con ellos.

Este mes se usará para llevar a cabo la primera fase del plan, lo cual consiste en entrenarnos al interior de cada congregación. Entrenamiento espiritual y de campo. En el entrenamiento espiritual, usaremos el mes para ayunar, para vigilar y orar de manera concreta por los jóvenes que ganaremos en los siguientes meses del trimestre.

Abril debe ser un mes de grande clamor para DIOS. Al mismo tiempo que vamos orando y clamando, el entrenamiento de campo debe ser concreto, y eficaz por parte del liderazgo, el cual  debe tener jornadas de capacitación en cuanto a la evangelización persona a persona, la evangelización masiva, los talleres que se darán en colegios, y diversos escenarios que se intervendrán para la multiplicación. Entrenar de manera efectiva a los jóvenes que afrontarán el desafío de dos meses de avanzada.

La palabra en los servicios debe crear conciencia de estar preparados para predicar, podemos tomar como referencia 2 Timoteo 4.

— Mayo y Junio: AVANZADA. “La semilla”.

Después de disponerse para ponerse en optimas condiciones espirituales logrando tener una visión clara frente al desafío que es ser representantes de DIOS en la tierra, dice la palabra que salieron y el terror de DIOS estuvo sobre las ciudades que estaban en sus alrededores. Es la primera vez en 4 años que tomaremos dos meses dentro de un trimestre para llevar a cabo la temática.

Este trimestre de avanzada es la segunda fase del plan para el trimestre. Usaremos los programas de evangelización, más vida R21, y dando ando para llevar a cabo esta fase. Cielos abiertos se activará en los grupos para que se hagan en estos dos meses por lo menos 2 salidas. También será la oportunidad para salir a parques y plazas con ONE WAY. Y en los colegios nos activaremos con más vida. Tendremos total libertad para ubicar sectores de la ciudad para llevar a cabo jornadas de compartir con personas menos favorecidas, en el programa dando ando, y sea la oportunidad para evangelizar también.

Serán dos meses de intencionalidad total para ganar jóvenes para Jesús. Dos meses de una linda experiencia para multiplicarnos. En los cultos durante estos dos meses no podemos cesar de hacer llamados a conversión, y la palabra en estos dos meses debe ser direccionada hacía la evangelización.


#LaCosecha


Jacob y toda la gente que lo acompañaba llegaron a Luz, es decir, a Betel, en la tierra de Canaán.

Génesis 35:6

El verso 6 señala que después de una larga travesía, Jacob y el pueblo que con él estaba, logran llegar a Canaán, en donde iban a cosechar lo sembrado, lo cual estaba representado en el esfuerzo y la determinación a abandonar lo que los anclaba al pasado de pecado, también en la entrega y la consagración a DIOS mostrada. Terminado el segundo trimestre lo que tenemos en nuestras manos es una gran cosecha de jóvenes que han sido ganados por los dos meses de avanzada que hemos experimentado. La tarea ahora es usar este tercer trimestre para consolidarlos en DIOS. La tarea por delante es ardua, de gran desafío, de muchísima responsabilidad; Sin embargo, hemos venido preparándonos por 3 años, y sabemos que DIOS está con nosotros y lo podemos lograr.

Julio: RECOLECCIÓN. “Enseñando a DIOS”.

Este primer mes lo dedicaremos a poner los primeros fundamentos sobre la cosecha. Para ello tendremos un material especial que aportará en la dirección de enseñarles a DIOS a los nuevos jóvenes ganados.

Todo un mes donde a consciencia cada persona nueva recibirá atención especial y también un acompañamiento cercano. La Biblia dice que Jacob llegó a Canaán y el pueblo que con él estaba. Lo que significa que estuvo cerca de su gente, caminó con ellos, les brindó todo su apoyo, les mostró el camino para que llegarán hasta el lugar indicado. La palabra en los servicios debe contener doctrina fundamental, que enseñe los fundamentos del evangelio de Jesús. Es propicio escudriñar los evangelios.

Agosto: “FORTALECIMIENTO. “Fruto para vida”.

En este mes la dirección es continuar dando fuerza en el crecimiento de quienes pudimos ganar en los meses de avanzada. La tarea es involucrarlos en la ruta que el plan Felipe enmarca, irlos preparando hacía el bautizo. Es momento para ubicarlos en los diferentes grupos Bíblicos, para que como asistentes empiecen a experimentar el ambiente de reunirnos en grupos pequeños para honrar a DIOS.

Involucrarlos para que experimenten lo que es cielos abiertos, y demás actividades propias del grupo. Un texto que puede ayudarnos a ilustrar este mes, se trata de Pablo el Apóstol, quien después de su conversión, e ir a tomar un tiempo con Gamaliel para aprender, comenzó a pasar tiempos con los discípulos y los Apóstoles, aprendiendo de ellos. (Hechos 9:26-31).

La palabra en este mes debe ser encaminada hacía crear en los nuevos, y en quienes han estado haciendo parte de Renovación 21 desde hace tiempo, mayor compromiso frente a la palabra. Crear en ellos una consciencia Espiritual capaz de cortar con toda raíz de pecado.

Septiembre: TRANSFORMACIÓN. “Evidenciando cambios”.

En este mes la dirección es que los nuevos convertidos que ya se han bautizado se involucren a tomar el discipulado 2, que podamos ser testigos de su verdadera transformación. De allí podemos empezar a tomar jóvenes que estén mostrando fruto para irles asignando responsabilidades pequeñas dentro del trabajo juvenil. La palabra en este mes durante los servicios debe ser direccionada hacía la responsabilidad que cada joven tiene de evidenciar una verdadera transformación. Podemos tomar de referencia el mismo Jacob, quien cansado de ser usurpador, se propone encontrar a Esaú para reconciliarse con él, y en ese camino, se determinó encontrarse con DIOS para que Él cambiara su destino. (Génesis 32:22-32)


#LaConexión


y allí edificó un altar. Llamó al lugar El-betel[, porque allí se le había revelado Dios cuando huía de su hermano.
Entonces murió Débora, nodriza de Rebeca, y fue sepultada al pie de Betel, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut.

Dios se apareció otra vez a Jacob después de haber regresado de Padan-aram, y lo bendijo.

Génesis 35: 7-9

Octubre, Noviembre y Diciembre

(Cuarto trimestre)